Skip to content

Lengua blanca y mal aliento




lengua blanca

Existe una relación estrecha entre la lengua blanca y el mal aliento. Este color blanquecino en la lengua es causado por la candidiasis en la mayoría de los casos, pero no es la única causa. Aquí conocerás las causas, prevención y tratamiento natural para mantener una boca y lengua saludables.

Consecuencias de la lengua blanca







Cuando la lengua se encuentra en perfectas condiciones su apariencia es agradable, de color rojizo, sin malos olores, sin textura aterciopelada ni pliegues.

Sin embargo, cuando algo altera el ambiente de la boca, la lengua presenta cambios de importancia que no deben de pasar desapercibidos.

Estos cambios hacen que el organismo en general se vea afectado y, aunque no lo creas, estos cambios incluso pueden llegar a afectar tus relaciones personales por causa del mal aliento.

El mal aliento es la consecuencia más común de una lengua y boca poco saludable. En este artículo sobre las causas del mal aliento en la boca y estómago encontrarás una lista amplia de las causas de la halitosis. Pero hay enfermedades que están detrás de los cambios en tu lengua.

Enfermedades que causan una lengua blanca

Entre las afecciones que más suelen atacar la lengua se encuentran las siguientes:

Candidiasis oral, Muguet (Hongos en la lengua).

La candidiasis en la lengua suele ser muy común tanto en bebés como en personas adultas y son la principal causa del aspecto blanquecino en la lengua.

Aunque es cierto que, una cierta cantidad de hongos llegan a vivir en la boca sin causar ningún problema, esto cambia cuando la cantidad aumenta indiscriminadamente.

El hecho de que esto suceda se debe a varias causas, algunas de ellas a continuación.

  • Defensas bajas.
  • Diabetes.
  • Fármacos para problemas respiratorios.
  • Prótesis bucales que lastiman.
  • Tratamiento de quimioterapia.
  • Tratamiento con antibióticos.

Cuando los hongos se han incrementado en tu boca y se han alojado en tu lengua se presentan los siguientes síntomas:

  • Lengua de color blanco.
  • Saliva espesa y maloliente.
  • Dolor al comer.
  • Sangrado al cepillarse.
  • Textura gruesa aterciopelada.

Falta de higiene.

Indudablemente, la falta de higiene es un factor importante para que la lengua cambie su color habitual y se vuelva blanca.

Las razones de que esto suceda son obvias, la deficiencia de cepillado después de las comidas, o, hacerlo de forma incorrecta.

Los síntomas que se presentan en estos casos son lengua blanquecina, pastosa y mal aliento.

Alcoholismo.

Las bebidas alcohólicas tienden a alterar el ambiente natural propicio que existe en la boca, al suceder esto la lengua cambia su apariencia natural y se vuelve de color blanquecino.

Tabaquismo.

El tabaco es otra de las cosas que desequilibra el ambiente natural de la boca y que impide que la lengua se encuentre libre de afecciones.

Problemas hepáticos.

Cuando el hígado no funciona correctamente, esto se ve reflejado en la lengua y el aliento.

En estos casos la lengua se ve pastosa con un tono blanquecino y el mal aliento se percibe notoriamente.

Qué se debe hacer para eliminar el mal aliento y la lengua blanca

Depende de cuál sea la causa por la cual se han producido estas dos cosas, sin embargo, como tratamiento general en cualquier caso se puede hacer lo siguiente:

  • Evitar que la boca se encuentre seca.
  • Limpiar a conciencia la lengua usando un cepillo de cerdas suaves para evitar lesiones en ella.
  • Usar enjuagues bucales que no contengan alcohol.
  • Evitar el consumo de bebidas muy calientes.
  • Evitar beber café.
  • Masticar chicles mentolados sin azúcar para inducir la salivación y evitar el mal aliento.
  • Incrementar las defensas del cuerpo con jugos naturales, vitaminas o frutas cítricos.

En el caso específico de que la lengua blanca y el mal aliento se hayan producido por hongos, estas medidas no serán suficientes.

Por lo tanto, es necesario tomar otras medidas que ayuden a eliminar los hongos.

Remedios caseros para eliminar los hongos que causan el mal aliento y la lengua blanca

Existen varios tratamientos con remedios caseros para hacerle frente a este tipo de hongos, a continuación, encontrarás tres de ellos.

1. Aceite de árbol de té

Este aceite es uno de los más potentes antimicóticos naturales que pueden existir, elimina los hongos de forma eficaz y es fácil de usar.

Lo que debes de hacer con este aceite es lo siguiente:

  • Cepilla bien los dientes y, por supuesto, la lengua también.
  • Coloca de quince a veinte gotas de aceite de árbol de té en medio vaso de agua purificada y revuelve bien.
  • Utiliza esta mezcla como enjuague bucal, hazlo pasar por toda la boca y mantenlo durante un minuto, de ser necesario, puedes hacer gárgaras.

2. Ajo

El ajo no solo es uno de los mejores condimentos a nivel mundial, sino que, también es muy útil para eliminar bacterias y hongos.

La forma en la que lo debes utilizar en estos casos es la siguiente:

  • Cepilla tus dientes y tu lengua.
  • Tritura dos dientes de ajo de forma que queden como papilla.
  • Coloca los ajos triturados en la lengua, manteniéndolos durante treinta segundos.
  • Enjuaga con agua purificada, no uses enjuague bucal después de esto.

El mejor momento para hacer este tratamiento es en la noche antes de irte a dormir, pero si deseas lo puedes hacer también por la mañana.

3. Aloe vera

Al aloe vera también se le conoce como sábila y es una verdadera maravilla para tratar diferentes afecciones, entre ellas, los hongos en cualquier parte del cuerpo.

Utilizarlo es muy sencillo, solo debes de seguir las siguientes recomendaciones:

  • Cepillar los dientes y la lengua.
  • Colocar el gel de aloe vera en la boca y mantenerlo por un minuto.
  • Repetir el mismo procedimiento tres veces al día.

 

0/5 (0 Reviews)